Idioma: español

Las mujeres que trabajan fuera del hogar pueden seguir amamantando a sus hijos, no obstante, es conveniente que lo hagan con mayor frecuencia cuando esté con el bebé

Las mujeres que trabajan fuera del hogar pueden seguir amamantando a sus hijos, no obstante, es conveniente que lo hagan con mayor frecuencia cuando esté con el bebé, y se extraigan la leche cuando estén separados, a fin de que las personas que los cuidan los puedan alimentar de forma higiénica y segura A partir de los 6 meses, el bebé debe empezar a recibir alimentos complementarios, no obstante, la lactancia materna debe continuar hasta los 2 años, o más, pues constituye una valiosa fuente de nutrientes, energía y protección contra las enfermedades. Las madres que son seropositivas corren el riesgo de transmitir el VIH a sus hijos a través de la lactancia; pero con asesoramiento de un trabajador sanitario capacitado podrá analizar los riesgos y tomar una decisión acertada sobre la mejor opción para alimentar a su bebé.

Las mujeres que trabajan fuera del hogar pueden seguir amamantando a sus hijos, no obstante, es conveniente que lo hagan con mayor frecuencia cuando esté con el bebé, y se extraigan la leche cuando estén separados, a fin de que las personas que los cuidan los puedan alimentar de forma higiénica y segura A partir de los 6 meses, el bebé debe empezar a recibir alimentos complementarios, no obstante, la lactancia materna debe continuar hasta los 2 años, o más, pues constituye una valiosa fuente de nutrientes, energía y protección contra las enfermedades. Las madres que son seropositivas corren el riesgo de transmitir el VIH a sus hijos a través de la lactancia; pero con asesoramiento de un trabajador sanitario capacitado podrá analizar los riesgos y tomar una decisión acertada sobre la mejor opción para alimentar a su bebé.

The Internet of Good Things