Idioma: español

El crecimiento de los niños y niñas que se alimentan solo con leche materna durante los primeros seis meses de vida suele ser satisfactorio; además los protege contra enfermedades comunes y garantiza

El crecimiento de los niños y niñas que se alimentan solo con leche materna durante los primeros seis meses de vida suele ser satisfactorio; además los protege contra enfermedades comunes y garantiza un buen crecimiento y desarrollo físico y mental. El bebé entre los 6 y los 8 meses debe empezar a comer de dos a tres veces al día. A partir de los 9 meses, de tres a cuatro veces al día, además de la leche materna. Dependiendo de su apetito, podría necesitar uno o dos refrigerios nutritivos entre las comidas, como una fruta o una porción de pan untado con pasta de cacahuete. El niño o niña debe alimentarse con porciones pequeñas que deben aumentar en variedad y cantidad a medida que va creciendo. Una nutrición inadecuada durante este período de vida puede retrasar el desarrollo físico y mental del niño para el resto de su vida.

El crecimiento de los niños y niñas que se alimentan solo con leche materna durante los primeros seis meses de vida suele ser satisfactorio; además los protege contra enfermedades comunes y garantiza un buen crecimiento y desarrollo físico y mental.
El bebé entre los 6 y los 8 meses debe empezar a comer de dos a tres veces al día. A partir de los 9 meses, de tres a cuatro veces al día, además de la leche materna. Dependiendo de su apetito, podría necesitar uno o dos refrigerios nutritivos entre las comidas, como una fruta o una porción de pan untado con pasta de cacahuete. El niño o niña debe alimentarse con porciones pequeñas que deben aumentar en variedad y cantidad a medida que va creciendo. Una nutrición inadecuada durante este período de vida puede retrasar el desarrollo físico y mental del niño para el resto de su vida.

The Internet of Good Things